ajenjo.jpg

El ajenjo es una planta que posee un excelente aroma y se conoce también con el nombre de “artemisa” cuyo significado es “falto de dulzura”, sin olvidar que genera un fruto llamado aquenio. Es una planta muy fácil de cultivar porque crece en todo tipo de terreno.

El momento del año ideal para realizar una cosecha de ajenjo es cuando las flores se abren, aquí es cuando se recolectan y se deben colocar para ser secadas en un lugar que tenga sombra y nada de humedad.

El ajenjo se caracteriza por estimular las glándulas, aumentando el apetito  y mejorando la digestión debido al sabor amargo que posee. Al tener la característica de mejorar la digestión te ofrece otras propiedades como eliminar los dolores de estómago, la diarrea, las molestias en los intestinos, etc.

En estos casos es muy recomendable consumir el ajenjo en forma de infusión luego de las comidas o antes de consumir las mismas.

Otras de las propiedades que ofrece el ajenjo es que ayuda a eliminar el dolor de muelas, la artritis  y los dolores menstruales que son tan molestos, disminuye los síntomas de la gripe, mata los parásitos de los intestinos y también es muy bueno para eliminar las molestias que provocan las picaduras.

El ajenjo tiene la propiedad de eliminar la anemia con su consumo continuo. Es un gran estimulante de la bilis y los jugos gástricos. Es muy recomendable que comiences a consumir el ajenjo en forma de infusión para obtener una mejor forma de vivir.