usos-del-diente-de-leon-2.jpg

Los beneficios medicinales del diente de león han sido utilizados desde hace siglos por diversas culturas, y gracias a los registros es que hoy en día se ha estudiado los beneficios para la salud que nos provee esta planta.

Todas las partes de la planta son utilizadas para realizar remedios caseros, pero la raíz específicamente, posee diversos elementos que la hacen la parte más propicia para este objetivo. Una de sus acciones principales es la diurética, pues aumenta la secreción y descarga de orina, además de actuar como un ligero laxante.

Las siguientes enfermedades pueden encontrar alivio a través de la ingesta de esta planta:
Enfermedades de los huesos:
El jugo de las hojas de diente de león, mezclado con jugo de zanahorias y nabos, es excelente para mejorar los trastornos de los huesos como la osteoporosis.

Disfunciones de la vesícula:
El diente de león ayuda en la síntesis de las grasas en el cuerpo, ayudando al hígado en su función desintoxicante; se recomienda mezclarlo con jugo de berros y un cambio en la alimentación.

Debilidad:
En estos casos se puede consumir el té de diente de león como un tónico para devolverle la vitalidad al organismo, ya que al mejorar la descarga de toxinas, mejora la nutrición de los sistemas del cuerpo.

Trastornos urinarios:
Al incrementar la producción y flujo de orina, el té de diente de león se recomienda en casos de enfermedades urinarias.

Verrugas:
Se pueden tratar las verrugas colocando la leche que sale de las raíces de esta planta sobre el área afectada.

¿Conoces otros usos para el diente de león?

  • Usos del diente de león 3