remedios-caseros-para-el-asma2.jpg

El asma es una de las alteraciones respiratorias que sufren una gran cantidad de personas alrededor del mundo, ésta condición puede tener varias causas, pero lo importante, es que puede mantenerse a raya utilizando algunos remedios caseros con elementos que puedes encontrar en tu cocina.

Café:
El consumo regular de café puede prevenir los ataques de asma, pues la cafeína contiene broncodilatadores; lo máximo que se recomienda son 3 tazas diarias.

Cebollas:
Las cebollas poseen propiedades anti-inflamatorias que ayudan a disminuir la constricción de las vías respiratorias durante un ataque de asma; esto se logra comiendo la mitad de una cebolla cocida.

Ají picante:
Cuando consumes un alimento picante se abren las vías respiratorias, ya que se estimula la fluidez de los líquidos en esta zona y se produce la tos, lo que mejora la respiración.

Jugo de naranja:
La vitamina C es el principal anti-oxidante que recubre y regenera los bronquios y bronquiolos; lo recomendable es consumir 300 mg al día para ayudar a recibir la sibilancias.

Extracto de menta:
Es ideal utilizarlo en un vaporizador, en una olla con un litro de agua mineral se añaden 10 gotas de extracto de menta y se deja hervir; se debe exhalar el vapor.

  • Remedios caseros para el asma_3