hierbas-para-curar-los-calambres-musculares2.jpg

Los calambres musculares se originan cuando el músculo no se estira después de contraerse, lo que causa dolor e incapacidad funcional; sus causas son múltiples, y van desde la deficiencia de electrolitos, exceso de ejercicio, mala circulación, etc.

Los primero que debes verificar para evitar la aparición de calambres, es conocer si estás consumiendo la cantidad adecuada de vitaminas y minerales, pues éstos ayudan al buen funcionamiento de los músculos.

Procura consumir un multivitamínico que además de las vitaminas conocidas, contenga: coenzima Q10, omega 3, probióticos y antioxidantes.

Las siguientes son las hierbas y elementos más recomendados para controlar los calambres musculares, los encontrarás agrupados según su función.

Mejorar la circulación: alfalfa, arrayán, cardo bendito, cayena, equinácea, sauco, ajo, ginkgo biloba, la cola de caballo y el azafrán.

Disminuir los calambres: cola de caballo, reina de los prados, valeriana, lobelia y el casquete.

Estas hierbas pueden ser utilizadas tanto de forma interna como externa; en forma de té te ayudará a prevenir la aparición de calambres, y de forma externa, puedes masajear la zona afectada para disminuir el dolor y la contractura.