ajo.jpg

Nombre cientifico: Allium Sativum. Perteneciente a la familia de las Liliáceas.
El ajo está formado por un bulbo con varios dientes rodeados por una envoltura de finas capas.

El ajo crudo tiene propiedades antisépticas, fungicidas, bactericidas y depurativas. Se recomienda comerlo crudo ya que cocido pierde más del 90% de su efectividad. Es empleado como hipotensor y para combatir paracitos intestinales. Contiene un aceite esencial llamado aliína, que se transforma en alicina siendo el responsable de su fuerte olor. Estimula las mucosas gastrointestinales provocando un aumento de las secreciones digestivas y de la bilis. Colabora en disminuir el nivel de acido úrico, es estimulante, diurético, descongestionante y expectorante.

El ajo ayuda a eliminar los viejos residuos que van quedando en el organismo, sus enzimas favorecen una buena síntesis de los ácidos grasos, ayudando a bajar el colesterol malo o LDL. Su consumo frecuente provoca la vasodilatación (aumento del diámetro de los vasos sanguíneos; arteriolas y capilares),previviniendo la hipertención arterial y la mala circulación. En casos de reuma, da excelentes resultados, crudo, rallado, aplastado o picado, lo ponemos en una taza con un caldo de verduras, y lo tomamos media hora antes de las comidas.También es utilizado como desinfectante, en casos de picaduras de insectos podemos frotarnos con ajo crudo. Son conocidas también, sus propiedades como sedante gracias a su alto contenido de fósforo y de azufre.

Muchos piensan que el ajo causa mal aliento y transpiración desagradable. Esto solo ocurre en las personas que lo consumen, y a su vez tienen una mala alimentación, en base a alimentos ricos en grasas y bebidas alcohólicas. Al ser un exelente depurativo, el ajo eliminara toxinas constantemente. una vez liberadas , ya no se despide mal olor.

Composición Química del Ajo (100 gr)
Calorías: 126.0Kcal
Agua: 63.3gr
Proteína: 6.7gr
Grasa: 0.4gr
Carbohidratos: 27.2gr
Fósforo: 280.0mgr
Calcio: 42.0mgr
Vitamina C: 7.1mgr
Vitamina B3: 0.9mgr
Tabla de Composición Química de los Alimentos Chilena, Universidad de Chile

INTEGREMOS AL AJO CRUDO A NUESTRA DIETA DIARIA
Podemos comenzar con uno o dos dientes de ajo con un pedazo de pan, por ejemplo. Es importante masticarlos bien. Tendremos que ir aumentando hasta llegar a cuatro o cinco. La cantidad depende de cada persona.

nada